La vivienda inteligente no es ciencia ficción. Hoy está al alcance de casi cualquier bolsillo automatizar distintas funciones de los dispositivos de tu hogar. De las persianas y las bombillas a la lavadora.

Hoy es posible automatizar muchas funciones de tu vivienda empezando con una inversión reducida. Ya no es novedad que la calefacción, la iluminación o muchos electrodomésticos se pueden controlar mediante una aplicación en el móvil o la tableta o mediante órdenes con la voz. Con ello, es posible reducir el consumo de electricidad, gas y agua, y mejorar la seguridad y la comodidad de tu hogar. Estos sistemas pueden ejecutarse por control remoto o dentro de casa, con sistemas inalámbricos o mediante cableado y su instalación es mínima. La condición indispensable es contar con una buena red wifi que abarque toda la vivienda.

¿Cuánto debo invertir de primeras para conectar mi vivienda?

A partir de 110 euros es posible configurar un sistema sencillo para hacer tu vivienda inteligente. “Puedes comprar cuatro bombillas y cuatro enchufes que atiendan a tus órdenes desde el móvil”, explica el experto en este tipo de tecnología, conocida como domótica, Víctor Gil. Estas se conectan a la Red y mediante una aplicación o un asistente de voz puedes regular su potencia.

Actualmente en el mercado existe una variadísima oferta de bombillas y enchufes, entre otros dispositivos tradicionales, disponibles en tiendas especializadas e Internet, pero también a través de plataformas como Amazon, que cuentan con conexión a redes wifi y, por tanto, pueden recibir las órdenes de nuestros dispositivos. Habrá, pues, que fijarse en estos artículos con el apellido de conexión a la hora de adquirirlos.

Televisores y persianas, opciones conectadas populares

Si queremos automatizar nuestro sistema de persianas, necesitamos instalar unas con motor para subir y bajar y un receptor. Después, a través de nuestro móvil podremos subirlas y bajarlas a nuestro antojo estando en casa o a cientos de kilómetros. No haría falta cambiar las persianas que ya tenemos. Solo habría que hacer con un enchufe controlado por wifi y un motor eléctrico, desde 60 euros en total, aunque el precio supera los cien euros en los sistemas más sofisticados.

¿CÓMO SE HACE UNA INSTALACIÓN DE APARATOS ‘SMART’?

No hará falta ninguna instalación complementaria para ponerlos en funcionamiento, salvo descargarse la app con la que se controlan en el móvil, la tableta o el ordenador. Por ejemplo, para el control del riego del jardín, además de una instalación adecuada, no necesitaremos nada más que un dispositivo automatizado para abrir y cerrar el grifo conectado a Internet. Este recibirá las órdenes que enviemos desde nuestro móvil.

Ya es frecuente contar con una televisión inteligente conectada a Internet, lo que permite acceder a plataformas como Netflix o HBO. Este aparato ha sido el pionero pero el sistema se está extendiendo y ya alcanza a las neveras, lavadoras, microondas, hornos… que podemos conectar o desconectar desde nuestro teléfono u ordenador. Los asistentes de voz como Alexa (Amazon, desde 99 euros), Siri (HomePod de Apple por 329 euros) y Google Assistant (a partir 99 euros) son los ejemplos más populares de esta nueva tendencia. La gran presencia de estas poderosas compañías a través del móvil las convierten en las más accesibles para los usuarios.

Los controladores por voz tienen como única misión el llevar el control de nuestra casa o de nuestro ocio (buscar música, emisoras de radio, decirnos el tiempo que hace, una dirección concreta, etcétera) sin tener que tocar el móvil. Actúan como los dispositivos de manos libres que tienen ya muchos automóviles donde es posible pedir distintas opciones sin tener que levantar las manos del volante.

¿Qué funciones de tu vivienda puedes controlar desde tu móvil u ordenador?

Existe una gran variedad de sistemas que puedes conectar al móvil para facilitar tu día a día. Todo depende de tus necesidades. Estos son las más habituales:

  • Control de las alarmas y vigilancia de tu vivienda. Puedes ver en todo momento lo que ocurre dentro o fuera de tu casa, además de activar o desactivarla a distancia.
  • Encendido y apagado de calefacción y aire acondicionado, seleccionando mediante el termostato la temperatura que deseas en cada momento.
  • Programación del riego, además de control de la temperatura de las planta.
  • Sensores de movimiento.
  • Detección de humos y de inundaciones en el hogar con la posibilidad de cerrar o abrir llaves de paso desde tu móvil.
  • Temperatura del agua.
  • Subir y bajar persianas.
  • Encender o apagar luces.
  • Controlar el apagado o encendido de electrodomésticos, así como de tus equipos multimedia (televisión, grabación de programas, equipos de música…).
  • Apertura de la puerta de la vivienda sin necesidad de llaves.

¿Qué electrodomésticos inteligentes puedo comprar?

Los aparatos electrónicos domésticos conectados a la Red pertenecen a la definición del Internet de las Cosas, que hace referencia a la interconexión digital de objetos cotidianos y que tendrá un gran auge con la tecnología 5G para los teléfonos móviles, cuando las posibilidades de conexión se multipliquen y aumente la velocidad.

Además de las smart tv, los casos más llamativos son los de las neveras, que pueden llegar a elaborar menús de acuerdo a los productos que contengan y que, incluso, facilitan una lista de la compra para reponer los víveres que faltan y, próximamente, podrían hacer la compra automáticamente a través de Internet.

Víctor Gil destaca que, además, ofrecen una mayor eficiencia en el consumo, administrando, en el caso de las lavadoras, por ejemplo, la cantidad de detergente o de agua para realizar una colada.

Lavadoras que ahorran agua

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) las lavadoras SmartThings de Samsung, que se pueden adquirir a partir de los 750 euros, y las Smart ThinQ de LG, a partir de 700 euros son actualmente las mejor valoradas por los usuarios por su aplicación móvil.

Los modelos de lavadoras con conexión a wifi más baratas son las de las marcas Hoover y Candy, disponibles por 300 euros, que se equipara al de las lavadoras convencionales. Este tipo de electrodoméstico, eso sí, gasta más electricidad, ya que cuando están paradas el módulo wifi continúa activo, lo que incrementa el consumo. El ahorro de agua puede compensar este aumento del gasto eléctrico. Hasta 7.000 litros al año pueden ahorrarse en los modelos más sofisticados, como el WM6YH890ES de Siemens, cuyo precio es de 1.680 euros.

Frigoríficos que hacen inventario

Muchos frigoríficos inteligentes cuentan con cámaras que fotografían tanto el interior como el exterior de la nevera cuando se cierra la puerta. Son capaces hasta de distinguir numerosos tipos de alimentos y avisarte a través del móvil de lo que necesita ser repuesto. También te notificarán cualquier incidencia en su funcionamiento. Los modelos más eficientes en consumo energético ya llevan el wifi incorporado. Entre los modelos más sofisticados están el frigorífico combi KGN36HI32 de Bosch, que cuesta 1.560 euros, el LG Combi 200X 60 A, más asequible, por 749 euros. La oferta empieza a ser cada vez más grande lo que permite precios menores frente a modelos similares que no se pueden conectar.

¿Dónde encontrar dispositivos inteligentes que gestionen mi vivienda?

La industria de la electrónica ha apostado claramente por la casa inteligente. Amazon, Apple o Google están dando la batalla de la vivienda domótica para todos los públicos, aunque afecta a cientos de productores. Así, las firmas de teléfonos móviles han sido pioneras en desarrollar aplicaciones para sus smartphones, creando alrededor numerosas soluciones a las que se han apuntado otras compañías. Destaca, por ejemplo, la apuesta de la china Xiaomi, con más de 15 gadgets específicos para convertir tu hogar en inteligente. Empresas tradicionales como Philips, Osram o Simon están aportando soluciones con sus bombillas y enchufes inteligentes que son el primer paso para empezar a crear una vivienda conectada.

Siempre hay que tener en cuenta la compatibilidad de los gadgets que se ofrecen respecto al sistema que tenemos instalado en el ordenador o en el teléfono. Los productores buscan la mayor compatibilidad pero conviene preguntar en el momento de compra para no adquirir productos que luego no funcionen con nuestro software.

¿Cuál es el mejor asistente de voz?

Alexa (Amazon), Siri (Apple) y Google Assistant son los reyes de los asistentes de voz inteligentes. A través de ellos puedes dar las órdenes oportunas para utilizar los dispositivos que tengas asociados. Así, no solo te permiten escuchar música, sino también controlar bombillas, enchufes o cualquier otro aparato con el que sean compatibles.

Alexa

Este sistema de Amazon es, hasta ahora, el que tiene mayor compatibilidad, con más de 28.000 dispositivos de 4.500 fabricantes distintos de bombillas, enchufes, termostatos, entre otros dispositivos. Otra de sus ventajas es que puede instalarse en teléfonos móviles de Android e IOS. La única pega es que es algo básico en su diálogo y entiende peor las órdenes que Google Assistant que en ese aspecto, se encuentra más desarrollado.

Cortana

El asistente Cortana de Microsoft utiliza integraciones de dispositivos a través de Alexa, aunque poco a poco va incorporando integraciones directas.

Google

El asistente de voz de Google es compatible con 10.000 dispositivos y ofrece la ventaja de una mayor inteligencia artificial en sus respuestas y conversaciones. Claramente, Alexa le supera en dispositivos compatibles, pero aun así, la oferta de Google es amplísima para hacer una casa inteligente.

Siri

Pese a ser el primer asistente de voz en aparecer, el asistente de Apple ha optado por un ámbito más pequeño, siendo compatible con casi 300 dispositivos. Los expertos apuntan a que este entorno más cerrado le convierte en el sistema de control a través de la voz más respetuoso con la privacidad del usuario.

¿Cuánto me cuesta hacer mi casa inteligente?

Como apunta el experto Víctor Gil, uno de los primeros pasos hacia la vivienda inteligente puede ser comprar bombillas y enchufes que atiendan a tus órdenes desde el móvil. Por 110 euros pueden comprarse cuatro bombillas y cuatro enchufes, desde 16 euros cada uno. A partir de ahí puedes hacerte con sistemas de vigilancia, termostatos, sensores de movimiento para activar la iluminación y, por supuesto, electrodomésticos.