Los drones ya no son solo un juego, también pueden salvar vida. Por eso, cada vez se utilizan más en emergencias humanitarias, en búsquedas y rescates de personas e incluso en investigaciones.

El uso del dron ha pasado de ser solo recreativo a tener una función muy distinta. Cada vez se utilizan más estos aparatos en casos de emergencia, como búsquedas y rescates de personas e incluso en investigaciones.

Cada vez más agentes de la Guardia Civil y bomberos se forman para poder utilizar los drones para salvar vidas. Estos aparatos ya han sido utilizados para estos fines en casos como la búsqueda del pequeño Gabriel, o Julen.

Existen diferentes tipos de drones, como los subacuáticos o con cámaras térmicas, que están preparados para soportar determinadas condiciones en escenarios inesperados. Estos aportan rapidez y agilidad para facilitar las búsquedas de personas, los rescates o las investigaciones.