En México, unos 78 millones de jóvenes forman parte de la generación millennial. Compuesta por 62% de la población del país, es probable que esta generación tenga un gran impacto en la sociedad y la economía en el futuro.

Sin embargo, esta transición no es exclusiva de México. De hecho, está ocurriendo en todo el mundo. Como la generación más grande de la historia, que representa la mitad de la población mundial, los millennials (nacidos entre 1981 y 1996) están alterando la forma de hacer negocios. La firma Credit Suisse ha identificado el potencial que ofrece esta generación en nuestro tema de inversión a largo plazo: los valores millennials.

Los millennials están impulsando el cambio en áreas que incluyen negocios e inversiones sostenibles y energía limpia. Y, como verdaderos “nativos digitales”, son la fuerza impulsora detrás de la digitalización en el mundo de los negocios. Esta generación conocedora de la tecnología ha crecido con acceso instantáneo a la información y espera lo mismo para los productos que consume. Si bien la sociedad ha pasado de comprar productos y servicios en ubicaciones físicas a realizar compras en línea en sus computadoras personales o teléfonos móviles, hay más posibilidades de monetizar la digitalización en mercados como la publicidad, el comercio minorista o los medios de comunicación.

Ponerse al día

Esto es especialmente cierto para México. Si bien México se encuentra entre los 10 primeros países del mundo en cuanto al tamaño de su población millennial, está muy por detrás en términos de compras en línea. Las ventas de comercio electrónico representan 1.7% de las ventas minoristas en México en comparación con 23.1% en China o 19.1% en el Reino Unido, de acuerdo con un análisis de Statista, la fundación de comercio electrónico, TUSIAD y Credit Suisse.

Latinoamérica está por detrás de otras regiones en el desarrollo del comercio electrónico, pero esto por sí mismo representa una oportunidad para un crecimiento más rápido en el futuro. Algunas empresas conocidas han anunciado recientemente planes para expandirse en el mercado mexicano de comercio electrónico, incluyendo Walmart Inc y Amazon.

En cuanto a la evolución del mercado mundial de comercio electrónico, los libros se encuentran entre los primeros segmentos en pasar con éxito al mundo en línea, ya que son fáciles de comprar y tienen bajos costos de cumplimiento. Ahora, los minoristas electrónicos están centrando su atención en la búsqueda de exitosos modelos de negocio en línea para otros productos, como alimentos y atención médica.

El punto justo

Las empresas necesitan estar donde están los millennials. En el 2017, las marcas globales que atrajeron con éxito el negocio de los millennials superaron sus respectivos mercados, ya sea en el sector de indumentaria, bebidas, cosméticos, alimentos o artículos de lujo. De hecho, los millennials son un segmento de clientes clave para productos de marca premium en la actualidad, que representan más de 50% de las ventas de marcas de lujo. Se considera que México es el mercado “más favorecido” para productos de lujo en América Latina, y los millennials impulsan la demanda de belleza de gama alta, cuidado personal y accesorios personales, según un informe de Euromonitor de este año.

Si bien hay muchas oportunidades, los minoristas en línea y los proveedores de servicios también enfrentan desafíos. Las plataformas de Internet han sido objeto de escrutinio por falta de protección de datos. Como resultado, existe el riesgo de una regulación más estricta, particularmente en Europa y EU. Los inversionistas pueden intentar diversificarse y pasar de las empresas expuestas a riesgos regulatorios a mercados geográficos que cuentan con el respaldo o la protección de sus gobiernos (por ejemplo, China) o que aún están menos desarrollados (por ejemplo, América Latina). En este sentido, México está bien posicionado.